domingo, agosto 26, 2012

" Proyectan desarrollar una impresora 3D capaz de imprimir carne comestible "

Por increíble que parezca, una empresa pretende crear filetes perfectamente comestibles a partir de la impresión tridimensional, el cultivo de tejidos y sin sacrificar ningún animal.

Si el proyecto que está desarrollando una empresa llamada Modern Meadow se concreta, es posible que la humanidad no necesite criar animales para alimentarse. En efecto, esta compañía ha destinado unos 300 mil dólares para combinar la tecnología que hace posible la impresión tridimensional con las técnicas utilizadas para el cultivo de tejido en lo que será una impresora 3D capaz de imprimir carne comestible. El producto final, aseguran, será completamente digerible y aportará las mismas proteínas que la carne verdadera. ¿Será la alimentación del futuro?
Todos hemos visto (y deseado) las “impresoras 3D”, dispositivos capaces de crear objetos tridimensionales. Su funcionamiento es relativamente simple de explicar, y se parecen bastante a una fresadora CNC con la diferencia de que en lugar de realizar cortes o agujeros, poseen un cabezal que va depositando un material plástico -capa por capa- sobre la base de la misma. Los objetos a “imprimir” se crean en el ordenador utilizando un programa de CAD, y se envían a la impresora de la misma manera que imprimes un texto en una impresora común. El coste de estos artefactos es cada vez menor, y el tiempo que demoran en imprimir los objetos es cada día más breve. Pero parece que lo m
ejor está aún por venir: la empresa llamada Modern Meadow ha combinado esta tecnología con las técnicas utilizadas para hacer crecer tejidos “in vitro”, de forma que la impresora sea capaz de imprimir “carne” perfectamente comestible.

Si bien la idea de construir una maquina capaz de “construir” comida parece sacada de alguna novela de ciencia ficción (de hecho, es un tema que se ha utilizado recurrentemente en ese tipo de historias), lo cierto es que los planes de Modern Meadow posiblemente se conviertan en realidad. Hasta el momento han destinado más de 250 mil euros en el desarrollo de esta “impresora 3D de carne” y si bien aún no han impreso ni siquiera una hamburguesa, todo parece indicar que conseguirán su objetivo. La carne creada mediante esta técnica, si bien es “artificial” en el sentido que no proviene de un animal criado y sacrificado al efecto, poseerá las mismas proteínas y aspecto que la carne real, y podrá ser digerida y aprovechada por nuestro organismo sin problemas. Detrás de esta iniciativa se encuentra el filántropo Peter Thiel, quien ha hecho el aporte de dinero inicial para poner en marcha el proyecto. Está claro que al principio el coste de cada kilogramo de carne producido de esta manera será astronómicamente alto, pero seguramente con el tiempo bajará los suficiente como para competir con las carnes que consumimos habitualmente. Se trata de un proyecto que tiene el potencial de convertirse en el alimento del futuro, solo resta esperar a ver si llega a buen puerto. La pregunta inevitable es: ¿comerías carne creada artificialmente?


Fuentes: [1], [2].

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No lo pienses deja tu comentario.